En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información le recordamos que al navegar por este sitio web está aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen información sobre su navegación para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos analíticos. Acepto | Más información

Seas bienvenido/a a esta sección desde donde puedes encontrar los mejores precios para visitar Marruecos.

Marruecos

Una recorrida por mercados callejeros desde Rabat hasta Casablanca, Marrakech y Fez. Las Mezquitas, contrastes y costumbres entre el pasado y la vida moderna.

Resulta llamativo como juega nuestra imaginación, antes de realizar un viaje a Marruecos, debe ser porque es un destino distinto a los que estamos acostumbrados a visitar, como Francia, España o Italia. Mucha gente descubre Marruecos como un complemento de su visita a España. Imaginamos encontrarnos con un país del tiempo pasado, con todos los atractivos del cuento de “Las Mil y una Noches” o en el mejor de los casos de la película “Casablanca”, por suerte será mucho más lo que nos deslumbre y nos instale la idea de volver alguna vez.

Se cruza a Marruecos en ferry desde Algeciras, al sur de España, hasta Tánger, ciudad portuaria y la puerta de acceso a África desde Europa. Una vez ahí, visitamos la ciudad de Rabat, capital política del país. Nos trasladamos hasta Casablanca, la ciudad esta levantada a orillas de océano. Capital financiera del país, conjuga lo moderno y contemporáneo con lo antiguo e historico, junto con maravillosas playas de mar azul. Desde ahí, podemos visitar la Mezquita terminada hace tan solo 12 años (la segunda en tamaño después de La Meca), el segundo sitio a visitar será Marrakech. Nos vamos a llevar una grata impresión con la monocromía de la ciudad. Las construcciones en su totalidad, desde humildes casas hasta hoteles de 5 estrellas están pintados de color ladrillo que se mimetizan con la tierra. Únicamente contrastan con el verde de los árboles y las plantas.

En la antigua ciudad encerrada entre muros (Medina) se encuentra el suk, un típico mercado árabe donde es normal el regatear precios (un detalle que puede resultar ofensivo si no se lo hace) hasta alcanzar una rebaja considerable. En cada gran ciudad marroquí, encontraremos estos mercados.

Continuando el recorrido visitamos la ciudad de Meknes, , con un increíble mercado de condimentos y dulces, verdaderamente un placer para la vista y el sentido del olfato. Ahora es el turno de Fez, con sus maravillosos palacios y medina fascinante. Un detalle llamativo de la vida cotidiana es ver a sus mujeres y el respeto que impera entre aquellas que se visten a la usanza tradicional marroquí y las que lo hacen a la manera occidental.

Este es un viaje recomendable para aquel que tenga una especial sensibilidad por otras culturas y tradiciones milenarias. Marruecos, merece al menos cinco días para descubrir las sorpresas que nos tiene preparadas.






© 2010 - 2015 . Todos los derechos reservados . Marca Registrada - Condiciones Generales de vuelosmundo.net