En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información le recordamos que al navegar por este sitio web está aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen información sobre su navegación para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos analíticos. Acepto | Más información

Seas bienvenido/a a esta sección desde donde puedes encontrar los mejores precios para visitar Dubai.

Dubai

Mundo millonario, en construcción. Qué tiene esta ciudad de los Emiratos Árabes para que todos hablen de ella: un exclusivo y único hotel siete estrellas, islas artificiales y, pronto, la torre más alta.

Esta construyendo el edificio más alto del mundo, tiene entre sus planes la construcción de un archipiélago al que llamaran “The World”, que reconstruirá en escala los 5 continentes, y que famosos y millonarios ya están abocados en adquirir sus terrenos. Y si todo esto no alcanza, tiene el único hotel de 7 estrellas del globo. La llamada “Ciudad del Oro”, mezcla de islam, opulencia y ultra modernidad sorprende desde donde se la mire. Hay veces que pareciera ser una ciudad de otro mundo.

Los Emiratos Árabes son hoy una de las potencias económicas del mundo. Con tan solo 30 años de existencia este pequeño reino paso de ser tierra de nómadas a potencia petrolera. Hoy apuesta a convertirse en uno de los centros turísticos y financieros más importantes del mundo. Ya tienen para mostrar una cara que deslumbra: Dubai, una de las más sorprendentes ciudades del Medio Oriente, la joya del Golfo Arábigo.

Los Emiratos Árabes Unidos, están conformados por seis compañeros federados: Abu Dhabi (el mayor), Dubai (el segundo), Ajman, Fujairah, Ras Al Khaimah, Sharjah y Umm Al Quwain. Todos comparten el ser una especie de oasis en el desierto de Rub al Kahli (entre los más áridos del mundo), la diferencia se da en que cada uno tiene sus leyes y sus propios gobernantes.

Dubai, no era mucho más que un asentamiento humano sobre las costas del Golfo Arábigo, su economía estaba sustentada por la pesca y el comercio de piedras preciosas. Fue un pueblo dominado, primero los turcos, luego los mongoles, portugueses y, al final por Inglaterra. Los ingleses estuvieron en la zona hasta 1971, cuando la mayoría de los reinos, con excepción de Qatar y Bahrein acordaron formar los Emiratos Árabes Unidos.

Artífice de toda esta movida fue el sheikh Zayed bin Sultán Al Nahyan, que hasta su muerte en 2004, gobernó a Dubai. El emirato, bajo su mandato se convirtió en una ultramoderna urbe, con una poderosa economía, no solo basada en el petróleo sino también en el turismo y el comercio.

Toda visita que realizamos a la ciudad tendrá su comienzo en el Dubai Creek, este canal entra desde el mar y la divide en dos.

Al Norte se encuentra Deira, que es el sector tradicional y comercial, al Sur Bur Dubai, donde se mezclan los barrios modernos con la ciudad histórica.

No es una ciudad fácil de recorrer a pie, en su costanera se puede pasear a bordo de un abra o taxi acuático, de esta manera evitaremos los túneles y puentes. Estos funcionan hasta la medianoche y la tarifa por diez minutos es de 30 centavos de dólar. Si lo que queremos es un recorrido algo mas completo para navegar por este canal, Creekside Leisure realiza recorridos de una hora en los “dhows”, que son unos barcos tradicionales adecuados al turismo (U$S 10).

Recomiendo internarse en Deira, centro de comercio y los zocos, los tradicionales mercados, donde por veinte “dirhams” (U$S 6) se podrá fumar “•shisha”, la famosa y tradicional pipa de agua con agradables esencias de tabacos. También, es posible probar algunos ricos manjares de la cocina árabe, el “falafel” (unas bolitas fritas hechas con puré de garbanzos y semillas de sésamo), el “labbouleh” (maíz partido y puesto en remojo en una mezcla de tomates, cebollas menta y perejil), o “koussa mahshi” (calabacines rellenos). El café tradicional o “gahwa” es servido sin azúcar y es sinónimo de bienvenida y hospitalidad.

También, se la conoce como la “Ciudad del Oro”, por lo que si se quiere mirar sus vidrieras o aguanta su billetera podrá ir hasta el “Gold Souk (Nr. Hyatt Regency Intl, Deira). Ese laberinto donde se venden piedras preciosas. O se puede ir hasta “el zoco cubierto” y a la “Deira Tower”, ideales para las alfombras y especies.

Jumeirah, es el barrio del glamour por excelencia. Fastuosas residencias, hoteles de lujo y toda la movida nocturna. Excelentes playas y una de las mezquitas más bellas del Oriente Medio. Es la única posible de visitar en todo Dubai. Jumeirah, tiene cerca de 400 hoteles, de los cuales un 75% son de cinco estrellas. El más famoso es el Burj Al Arab, de tan particular silueta que destaca a kilómetros de distancia. Se encuentra sobre una isla artificial, es el más alto del mundo y el único que realmente se puede decir que tiene siete estrellas gracias a la diversidad de servicios con los que cuente.

Si por alguna razón o casualidad que suele tener la vida, no se dispone de los tres mil dólares diarios que son necesarios para hospedarse, nos queda el consuelo de poder admirarlo desde la playa. Al hacerlo recuerda que no estas en el Medio Oriente, entre camellos y dunas. Absolutamente. Estas en Dubai.






© 2010 - 2015 . Todos los derechos reservados . Marca Registrada - Condiciones Generales de vuelosmundo.net