En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información le recordamos que al navegar por este sitio web está aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen información sobre su navegación para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos analíticos. Acepto | Más información

Seas bienvenido/a a esta sección desde donde puedes encontrar los mejores precios para visitar Amsterdam.

Amsterdam

Si queremos tener una vista panorámica de la ciudad, lo ideal será subirse a uno de los barcos que recorren los diferentes puntos turísticos de la ciudad.

Lo que menos debe importar es la edad o la cantidad de veces que hayamos visitado y caminado por sus calles. Amsterdam, la ciudad mas importante de Holanda, siempre nos sorprenderá, en especial la gran diversidad cultural que tiene para ofrecer. No solo su belleza arquitectónica es lo que cuenta, además no tenemos que obviar sus atributos menos visibles: su riqueza gastronómica, manifiesta en restaurantes que ofrecen platos que tranquilamente podrían representar a la cultura culinaria de todo el mundo, hasta su legislación social, que quizás, la convierten en la ciudad más tolerante de Europa.

Lo primero en llamarnos la atención es la cantidad de bicicletas, Amsterdam, esta preparada con bicisendas y semáforos especiales para este transporte. Se pedalea sin distinción de edades o clase social, es muy común el ver a un joven, a un anciano o a un ejecutivo en traje y corbata.

Ante nuestros ojos, Amsterdam, no pasara inadvertida. Sus tan característicos y pintorescos canales, a su alrededor esta organizada la ciudad, fueron construidos en el siglo XVII y, acompañan el paisaje junto a las típicas casitas, incluido el Barrio Rojo, donde las pequeñas ventanas fueron reemplazadas por vidrieras donde las prostitutas esperan a sus clientes, luciendo tan solo ropa interior. ¡Atencion! no se permite sacar fotos o filmar.

Panorama desde el agua

El transporte público permite una recorrida sencilla de Amsterdam, podemos elegir entre el tranvía o los buses. No descartar si queremos una buena vista panorámica de la ciudad, subirnos a un barco, en el Canal Bus podemos abordar un simpático barco que nos llevara a conocer los canales y puntos turísticos de mayor importancia. Salen cada 40 minutos y con un ticket podremos pasear todo un día.

Estos paseos tienen tres líneas: verde y roja, con una duración de “90 minutos” y una azul, de “75 minutos”. Con las dos primeras podemos decir que se ven los puntos imprescindibles de Amsterdam. Con paradas en los principales barrios, museos y sitios históricos. Por ejemplo, el recorrido de la línea verde comienza en la Estación Central y se dirige hacia la zona de Jordaan, donde, al borde de un canal, está la casa-museo donde se escondió la adolescente Ana Frank de la ocupación nazi.

Un poco mas adelante, podemos descubrir y conocer el quizás mejor y más completo museo de Amsterdam el Rijskmuseum, junto con el Museo Van Gogh. Si te resultan tentadoras las ofertas de los supermercados, no debes perderte conocer el Mercado Callejero Albert Cuyp, podrás curiosear entre diferentes objetos: desde remeras a sabrosísimos quesos holandeses, todo como en un enorme almacén al aire libre.

Aprovechando la parada del Canal bus en esta zona podemos visitar Waterlooplein, el famoso mercado de pulgas, que nos ofrece una indescifrable variedad de artículos de segunda mano. O también, podemos llegarnos hasta la casa-museo de Rembrandt.

Ya de vuelta el barco a la Estación Central, nuestro paseo por hoy termina. Pero Amsterdam no se puede considerar descubierta sin haber conocido su vida nocturna. No tiene un solo punto de encuentro, lo que sin dudas debemos conocer son las movidas de Rembrandtplein y Leidseplein. Estas plazas desbordan de cafés con terrazas y pubs, donde se respira la verdadera atmosfera de Amsterdam: de la tolerancia, la libertad y, por supuesto, de la libertad.






© 2010 - 2015 . Todos los derechos reservados . Marca Registrada - Condiciones Generales de vuelosmundo.net