En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información le recordamos que al navegar por este sitio web está aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen información sobre su navegación para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos analíticos. Acepto | Más información

A 20 kms de Lisboa, la pequeña ciudad de Sintra, su magnifica arquitectura, sus festivales artísticos y el hotel de Lord Byron.

Todo paisaje portugués tiene nítidos detalles que lo define, la topografía. Sintra, (20 kms al noroeste de Lisboa) se recordara siempre por muchas razones. Su nombre deriva de (según los celtas) la palabra “luna”, los romanos reconocían la zona como “monte de la luna”. Su pequeña superficie, tan solo 10 por 5 kms, 30 kms de superficie total, alcanza 500 metros de altura, su más notoria curiosidad es la de ser el punto mas occidental de Europa, el Cabo de la Roca. Los reyes solían escaparse en cuanto podían a disfrutar del Palacio Real, que es realmente fabuloso, fue construido en plena expansión del Imperio le sobreviven evidencias góticas y mudéjares del renacimiento. En 1755 un fatal terremoto, destruyo Lisboa, el Palacio da Pena, fue alcanzado por el terremoto, fue una suerte que el rey no se encontrara en el.

El palacio, fue construido en el reinado de Manuel I, el llamado monarca de los descubrimientos, destinado a ser convento de la orden de los Jerónimos, fue restaurado en 1838, domina la visión desde cualquier punto de la comunidad. Sus detalles mas llamativos son los azulejos que, con modestia simbolizan la creación del mundo. Para quienes disfrutan de las artes decorativas, sus decoraciones que datan del siglo XIX resultaran inolvidables. Es primordial estar preparados para caminar y subir por interminables escalones de piedra. El Palacio da Pena, tiene un severo contraste con el convento de Santa Cruz dos Capuchos, modesto escondite de los frailes franciscanos, esta situado a 9 kms del centro, en uno de los puntos más alto de la sierra de Sintra. Su arquitectura no se priva de decoraciones con admirables azulejos.

Si lo que buscamos son buenas vistas de la zona, no deberíamos dejar de visitar el castillo morisco, sus origenes son controversiales: hay quien los atribuye al periodo visigodo, pero no resultaría aventurado que hayan sido los moros sus ejecutores. A 4 kms del centro, unos expertos guías nos explicaran todo del lugar.

El Palacio de Monserrat, fue uno de los lugares que más llamo la atención del poeta Lord Byron, otra de las victimas del terremoto de 1755. Otro ingles, Gerald de Visme, lo reconstruyo, sucesivamente decorado por otro compatriota, diversos vandalismos no impidieron que el excelso poeta lo llamara”un Edén glorioso”. Toda el área que rodea a este bellísimo palacio, fue transformada en exótico jardín, que también concibió otro inglés, el que tenga ejemplos de parajes remotos han hecho que sea reconocido como a un legitimo jardín botánico.

Lord Byron, habitaba un hotel ubicado a cuatro cuadras del centro, el Clarence’s, aún hoy funciona y tiene una habitación con su nombre.

En 1997, la Cámara Municipal de Sintra, Adquirió La Quinta Regaleira, este espacio excepcional tuvo sus origenes en el siglo XVII, coexisten en el diferentes estilos (manuelinos, góticos, etc.). Es un edificio rodeado por plantas trasladadas desde diversas partes y donde se han realizado ceremonias iniciáticas tanto para caballeros como para masones y otros cultos rodeados de misterio y renuentes de confesar sus origenes. Pero a no asustarse, en el lugar se realizan actividades culturales de todo tipo.

Sintra, ha conservado la apariencia medieval, que confirman sus laberínticas calles, que pueden poner a prueba a los más diestros conductores de autos. Sus monumentos compiten en un ámbito bendecido por un microclima que favorece la exuberancia de su vegetación. Debe destacarse la belleza de Colares, que también fue capital municipal, en el lugar se cultivan uvas que son el origen de los más famosos vinos de Portugal. La costa de Tritoes, donde se destaca la Pedra de Alvidrar, una singular roca de 80 metros de alto, que invita a los más jóvenes a treparse en una especie de ritual. Y, La Playa Grande, donde nos encontraremos con huellas de dinosaurios. Esta región conserva una de las más ricas colecciones del megalítico.

Sintra, fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad. El paraje garantiza festivales de música, teatro, ballet y desde 2005, un certamen internacional que reúne a los mejores dibujantes de prensa del mundo, el “Word Press Cartoon”.






© 2010 - 2015 . Todos los derechos reservados . Marca Registrada - Condiciones Generales de vuelosmundo.net